¿Perros o gatos? ¿Cuál es el mejor para mi?

¿Te has preguntando cual es la mejor mascota para ti?

28 de octubre del 2019

Una de las disputas más viscerales de internet durante años ha sido el qué es mejor como mascota: si los perros  o los gatos. Como si se trataran de dos archienemigos jurados a estar en constante guerra. La realidad es que decidir qué mascota es la mejor sólo corresponde a cada quien: a las prioridades que uno tenga, el estilo de vida, qué es lo que quieres o para qué quieres una mascota.
 
- Define tus expectativas
 
La primera pregunta que te tienes que hacer es: ¿qué tanto tiempo tengo? Recuerda que los perros, en su gran mayoría, son seres que desarrollan una dependencia muy grande hacia sus dueños y tienden a deprimirse si no les das el tiempo suficiente. Por contra, los gatos son seres más independientes que se las pueden arreglar bastante fácil con tu ausencia.
 
 
- Los espacios
 
Vital el definir qué tanto espacio tienes en tu casa, departamento y analizar el contexto de tus vecinos. Los perros ocupan bastante espacio y hacer deporte-al menos tener un espacio donde correr o si lo vas a tener adentro, tener el tiempo para sacarlo a pasear-. Y los gatos ocupan que les compres juguetes que los desafíen (rascadores, bolas de goma con objetos chillones dentro) para saciar su curiosidad.
 
La higiene
 
Si planeas tener perro o gato dentro de tu casa (indoors) es necesario que tengas en cuenta que educar a un perro para que haga sus necesidades en un lugar específico y a un horario constante, demanda bastante tiempo y paciencia. Por contra un gato con su caja de arena es más sencillo.
 
El que elijas está bien
 
Sea cual sea tu decisión, tanto perros como gatos son elecciones perfectas. Ocupas darles mucho cariño y dedicación porque se lo merecen.
 
 
Por Omar Quintana.
 
 
 
 

Artículos relacionados

Sociedad

5 medidas para prevenir la violencia de género

Sociedad

"Los WhiteMexicans", el nuevo término para el clasismo y racismo en México

Sociedad

Evo Morales y la polémica levantada tras el asilo que le ofreció México