Lavar los trastes te ayuda a alargar la vida, afirma estudio

Y no lo decimos nosotros, lo dice la ciencia.

13 de enero del 2020

La ciencia lo dice: el hábito de lavar los trastes sucios de la cocina es una actividad que desencadena reacciones y efectos benéficos para la salud; es equivalente a ejercitarse 30 minutos al día, libera las tensiones provocadas por el estrés, refuerza la concentración y aumenta el tiempo de vida de las personas, hombres y mujeres por igual.

Pero además, si eres el "hombre de la casa" y por convicción colaboras en las tareas del hogar que por lo general se adjudican a la mujer, puedes ganar una recompensa muy deseada entre los varones que ya llevan tiempo de vida en pareja: despertar el apetito sexual de tu compañera y disfrutar de las "hormonas de la felicidad".

Ambos beneficios han sido comprobados por el método científico de los especialistas en neurología y psicología del comportamiento. No es un mito y lo puedes comprobar tú mismo (a).

¡A limpiar la cocina!

Esta aseveración se basa en los resultados de un estudio ya muy comentado, mediante el cual se trabajó con 6 mil mujeres y se monitoreó su actividad durante varios años. Ellas se enfocaron en lavar los trastes de una manera diferente a cómo lo venían haciendo: aplicaron ejercicios de respiración, se concentraron en el olor del jabón, en la fricción de los utensilios, en el sonido del agua, en la cadencia del ritmo pausado y sin prisas de todo el proceso, de tal forma que pudieron relajarse física y mentalmente, mejoraron su respiración, normalizaron su ritmo cardiaco, redujeron el nerviosismo y "sacaron" todas las preocupaciones que las mantenían en tensión.

Así repitieron el programa cada día, registrando progresos medibles, similares a los que obtienen quienes se ejercitan diariamente corriendo o haciendo sus rutinas en el gimnasio.

Los científicos descubrieron que estas mujeres aumentaron su esperanza de vida al mejorar su estado general de salud, sobre todo al estabilizar su estado mental.

Al realizar actividades como lavar los trastes y caminar por la casa mientras hacen la limpieza, las mujeres pueden reducir el riesgo de muerte en un 12%, pero si las tareas las hacen por más de 30 minutos, el porcentaje puede llegar al 39%.

Ciencia y Mindfulness

Este experimento de neurociencia guarda una relación muy estrecha con la técnica de meditación llamada Mindfulness, creada por Jon Kabat-Zinn, que enseña a "disfrutar" plenamente cualquier actividad que se realice, por simple que parezca (incluso lavar trastes).

La idea es que la persona se concentre en lo que está haciendo y visualice cada paso, prestando atención a cada detalle, enfocada en una actividad a la vez, mientras respira profundamente y se olvida de cualquier problema o asunto que la inquiete.

Su práctica constante logra calmar la mente y abatir el estrés; así lo aseguran quienes lo hacen y dicen que no es un mero asunto de "superación personal", pues realmente han transformado su mente. Y sí, lavar los trastes entra en ese catálogo de cosas para disfrutar.

De la cocina a la cama

En el mismo tenor, hay indicios de que el deseo sexual femenino se despierta cuando la mujer ve al hombre comprometido en las tareas domésticas, sobre todo si lo hace no como un hábito sino como su responsabilidad.

La Psicología no ha abundado mucho en el tema, pero se sabe que la mente femenina se relaja si desaparece la preocupación de tener que realizar actividades repetitivas como la limpieza de la casa (lavar los platos sigue siendo un buen ejemplo).

Es entonces cuando se detona la química que anima el deseo sexual. ¿Qué mejor premio querría un hombre por meter las manos en el jabón y tallar los platos cada día?

 

Equipo de redacción GoodLink

 

Artículos relacionados

Ciencia

5 señales de que una persona está consumiendo drogas y cómo ayudarla

Ciencia

4 cosas asombrosas del vínculo amoroso entre el perro y el ser humano

Ciencia

¿Eres distraído? La ciencia te explica la razón.