8 tips para que te protejas de la ciberdelicuencia

Los ataques cibernéticos son reales y no solo las grandes corporaciones o los gobiernos son su blanco; cualquier usuario despistado

2 de abril del 2019

Los ataques cibernéticos son reales y no solo las grandes corporaciones o los gobiernos son su blanco; cualquier usuario despistado que no protege sus datos es una víctima potencial, así que hemos preparado esta breve guía de recomendaciones para que aprendas a protegerte en el mundo digital.

1. Revisa tus contraseñas.

El uso y la costumbre de cómo manejas tus contraseñas probablemente es incorrecta y puede ser la puerta de entrada a los intrusos. Cambiar tus contraseñas con frecuencia es una de las cosas más simples que puedes hacer para protegerte. No permanezcas con la misma contraseña todo el tiempo.

Pero como los gestores de contraseñas, que ayudan a almacenar muchas de ellas con una contraseña “maestra”, no gozan de buena fama como herramientas seguras, se recomienda “volver a lo básico”: anotarlas en un cuaderno y guardarlo donde solo tú sepas.

2. Usa Signal, el encriptador.

Seguramente has escuchado decir que los equipos de la marca Apple son a prueba de ataques informáticos, de virus y códigos maliciosos, porque su seguridad es inquebrantable.

Pues es verdad y eso se debe a que Apple usa un sistema de encriptación de datos que es casi imposible de penetrar. Un hacker tendría que pasar años trabajando día y noche, con una supercomputadora, para llegar a “entrar” en el sistema de tan solo un equipo Apple.

Algo muy similar es lo que hace la aplicación Signal, diseñada por programadores de “código abierto” para proteger el envío de mensajes totalmente encriptados. Si usas Whatsapp, debes saber que la encriptación de punto a punto que te ofrece se basa en Signal. Por eso es seguro su intercambio de mensajes.

3. Tu disco duro es una “mina”.

El disco duro de tu computadora es tu mina de información. Lo puedes proteger de accesos no autorizados con aplicaciones como FileVault o BitLocker.

Seguramente crees que tu teléfono celular es el centro de tu vida digital, pero no olvides que toda tu actividad está ligada con lo que tienes en la computadora, que es la “verdadera mina de oro” de la información personal. Incluso si tus datos estuvieran protegidos con contraseña, alguien que entre a tu computadora puede tener acceso a todos tus archivos si no están encriptados.

Lo bueno es que tanto Apple como Windows ofrecen medios de encriptación automática, que simplemente tienes que activar en la configuración de seguridad.

4. Protege tu correo electrónico.

Lo mejor que puedes hacer para proteger tu correo electrónico es activar la autentificación de dos factores. Al activar esta medida, cualquier persona que intente iniciar sesión en tu correo electrónico desde dispositivos nuevos tendrá que pasar por una capa secundaria de seguridad: un código para ingresar a la bandeja de entrada que se envía a tu teléfono a través de un mensaje de texto SMS.

Nunca olvides que el correo electrónico es tu cuenta más importante, porque muchos sitios lo utilizan para la recuperación de contraseñas.

5. El modo “incógnito” no lo es tanto.

Aunque leas lo contrario, esta modalidad de navegación no siempre es privada. Esta función la ofrecen navegadores de Internet como Chrome, Safari y Firefox, entre otros. Pero casi nunca leemos las advertencias que los mismos proveedores nos hacen. 

En Chrome, por ejemplo, el segundo párrafo de la pantalla de inicio de “incógnito” dice claramente: “No eres invisible. Utilizar el modo incógnito no le oculta tu navegación a tu empleador, a tu proveedor de servicios de Internet ni a los sitios web que visitas”.

6. No todo el Wi-Fi es seguro.

Casi siempre creemos que al conectarnos a las redes Wi-Fi en los lugares públicos, estamos protegidos por los proveedores. Para nada es así: las redes públicas no son seguras, incluso aunque tengan contraseña, y eso aplica para cafeterías, escuelas, oficinas de gobierno, parques, centros comerciales, etcétera. Es difícil lograrlo, pero es recomendable verificar si el Wi-Fi al que queremos conectarnos es seguro.

7. Invierte en una Red PrivadaVirtual.

Casi todos los expertos en seguridad cibernética aconsejan utilizar una VPN (Red Privada Virtual, por sus siglas en inglés) para proteger la información de navegación y ocultar tu ubicación. Es lo mejor, si valoras la seguridad y el presupuesto te lo permite.

8. Cubre tu cámara web.

Seguramente ya te lo habían dicho, pero no está de más que cubras la cámara web de tu computadora con tela adhesiva u otro material que la oculte. No es una “leyenda urbana” que los intrusos pueden acceder a tu sistema aunque la cámara esté apagada.

Equipo de redacción GoodLink

Artículos relacionados

Tecnología

5 nuevas tecnologías para ahorrar agua.

Tecnología

Calma tu ansiedad con alguna de estas apps

Tecnología

La fiebre de los drones, ¿son una buena opción para regalar?