5 tips para no caer en la trampa de Hollywood

¿Alguna vez se han preguntado por qué consumimos tanto cine hollywoodense?

25 de marzo del 2019

¿Alguna vez se han preguntado por qué consumimos tanto cine hollywoodense? O ¿por qué hemos interiorizado actitudes y pensamientos que no nos son naturales como mexicanos? ¿hay una doctrina ideológica en el cine de Hollywood que se exporta a todo el mundo? Se considera que es imperialismo cultural ya que se ha usado como un medio de adoctrinamiento social, político, de género y racial. 

Etiquetado como un mero entretenimiento, buena parte de la historia del cine hollywoodense ha reafirmado ideas y nociones de cómo debe estar ordenado el mundo según su visión.

1. Los estereotipos made in Hollywood

Como mexicanos nos toca buena parte de esta creación de estereotipos hechos desde la industria del entretenimiento norteamericano: ¿quién no recuerda a Speedy González, el personaje de caricatura de los Looney Toones? O las diversas películas que ponen a México como un país profundamente subdesarrollado, polvoso y donde somos flojos. Otro ejemplo, son los franceses, generalmente caricaturizados como personas muy sensibles y cobardes (debido a que se rindieron ante los nazis). 

2. Quienes mueren primero no son de raza blanca

Uno de los chistes más contados en la actualidad es que en las películas donde hay personajes que mueren, los primeros en ser “borrados” de la película eran los personajes de raza negra, latina o asiáticos. Eran los actores de raza blanca los que siempre salvaban al mundo mientras los personajes de otras razas se sacrificaban o eran asesinados. 

3. La ideología como buenos y malos

Durante la Guerra Fría, Hollywood y el cine soviético se enfrentaron en una guerra de propaganda sin igual. Hollywood se encargó de satanizar a cualquier persona que se considerara socialista o comunista y en sus películas, los villanos que querían destruir el mundo siempre eran rusos, chinos, comunistas o en general extranjeros. Esa idea ha permeado hasta nuestros días evitando que haya un diálogo a profundidad sobre la ideología y los sistemas en los que vivimos. Hollywood se ha encargado de presentar una falsa dualidad de bien y mal. Ellos, por supuesto, encarnando el bien.

4. Las mujeres como adorno

Aunque en los últimos años se ha debilitado el machismo en la industria cinematográfica, el rol de la mujer en el cine rara vez era protagónico. Las actrices siempre interpretaban roles muy encasillados (la femme fatale, la pareja del héroe/villano, la princesa en apuros) y casi nunca eran las protagonistas. 

5. Finales felices: correr en el aeropuerto

El gran lazo común de la mayoría de películas hechas en Hollywood es la resolución de su final. Casi siempre se trata de finales felices, melosos donde el orden de la vida vuelve a ser re-establecido sin apenas daño. Creando la ilusión de que así es la vida y que sobre todas las cosas, debemos defender ese supuesto orden natural de las cosas.

Equipo de redacción GoodLink

 

Artículos relacionados

Cultura

Bye Netflix, estas son las películas Disney que podrás ver en Amazon Prime

Cultura

Escuchar rock todos los días aumenta la inteligencia y la creatividad

Cultura

Así serán las bibliotecas del futuro